domingo, 7 de septiembre de 2014

MUNDO SETA


El movimiento micológico radical es uno de los movimientos que más interés me ha suscitado en los últimos tiempos. Resulta que, al igual que las setas y los hongos, han surgido, en silencio, en la sombra, un montón de iniciativas relacionadas con el mundo seta. El post de hoy va dedicado a una de ellas. 
Peter McCoy y Maya Elson son los fundadores de el proyecto de "micología radical" que empezó hace ya un tiempo, allá por el 2006, y que gira en torno a la relación entre la micología, la organización, la justicia social y el cuidado  del medio ambiente. Se trata  de una organización  que pretende expandir la cultura micológica y divulgar las propiedades medicinales de las setas así como la capacidad de las mismas de restaurar el medioambiente contaminado. Las setas son capaces de funcionar como filtros naturales. También pueden ser utilizadas para luchar contra la desertificación y mejorar o mantener la calidad del suelo. Al fin y al cabo las setas y los hongos son los responsables de un 90% de todo los procesos de descomposición en el planeta, son los que permiten la creación de un  suelo rico en nutrientes. Las setas y hongos son todo un complejo sistema digestivo cuyas enzimas son capaces  de degradar, no solo materia orgánica, sino también un montón de productos tóxicos industriales. Por otro lado, la micología  nos permite reflexionar sobre el concepto de  organización social simplemente analizando  la estructura micélica de los hongos que  permite a los nutrientes circular entre las plantas del bosque, ayudando a mantener los ecosistemas en equilibrio, en todo un ejemplo de relación simbiótica que se convierte en la metáfora perfecta para que los humanos aprendamos de cómo la cooperación es el camino para mejorar y hacer sostenibles nuestros sistemas sociales.
En suma, la micología radical aparece como iniciativa con un gran potencialidad como punto nodal a partir del cual promover el cambio social. Así, la micología radical pretende ser un lugar de encuentro donde fusionar sinergias procedentes de distintas ópticas. Así encontramos gente  interesada en las setas y los hongos como una fuente de alimento, o gente que ve las setas y hongos como medicinas para mejorar el sistema inmunológico  o para luchar contra el cáncer, o aquellos que utilizan  las setas y hongos como organismos para desintoxicar el agua y la tierra, como bioremedios, o esos permacultores que utilizan las setas y hongos como elementos para hacer más fértil el suelo y reducir el uso de fertilizantes artificiales, o aquellos que piensan las setas y hongos como metáfora de cooperación y equilibrio social, o esos artistas que utilizan las setas y hongos como elementos para el "mushroom guerrilla art", o aquellos que entienden las setas como la mejor de las psicodelias asociadas al conocimiento vernáculo y espiritual, o a los que investigan las setas y hongos como tintes textiles, o a los que utilizan las setas y hongos como indicadores de la calidad del aire, o a los culinarios que se deleitan con el uso de hongos como fermentadores de comidas como el miso de la sopa japonesa o el queso de roquefort, o aquellos que ven en las setas y hongos herramientas para el  biohacking. En suma, setas y hongos para estilos de vida fungigeeks o fungifreaks.